La prueba de Valsalva y el buceo

La prueba de Valsalva es un exploración sencilla en la que se pide a la persona que espire con fuerza mientras mantiene la nariz tapada y la boca cerrada. Si la trompa de eustaquio es permeable se notará la sensación de taponamiento del oído, así como un ligero ruido o chasquido debido a la apertura de las trompas de eustaquio.

Si al mismo tiempo que se realiza la prueba de Valsalva se hace una otoscopia podremos observar como el tímpano se abomba y un cambio en la posición del triángulo luminoso.

La prueba de Valsalva usada como maniobra escencial en el buceo

La maniobra de Valsalva se realiza en el mismo momento en el que el buceador inicia el descenso y tantas veces como sea necesario, sin que se deba esperar sentir molestias. Si en algún momento se siente dolor se deberá ascender unos metros e intentar de nuevo la compensación. En el ascenso no se debe realizar la maniobra de Valsalva ya que lo que se necesita en ese momento es reducir presión (no aumentarla).

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.