Audífonos: temperaturas extremas

Cualquier temperatura extrema puede afectar al correcto funcionamiento de sus audífonos, sobre todo si el cambio es brusco, frecuente y extremo.

Calor: se deben evitar las temperaturas elevadas, sobretodo mayores de 48ºC, ya que se podrían causar daños graves en los componentes, carcasas y pilas.

  1. No deje nunca sus audífonos en la guantera o en el asiento de su coche en un día caluroso.
  2. No exponga sus audífonos al aire de su secador de pelos o a los rayos directos del sol en verano durante mucho tiempo.
  3. No deje nunca sus audífonos cerca del radiador, de la estufa o de superficies calientes.
  4. No deje sus audífonos en la ventan o en una mesa expuesta al sol.

Frío: El frío extremo puede hacer que los componentes de su audífono se encojan ligeramente. Cuando se caliente el audífono, se expanden. La contracción seguida de la expansión puede provocar un fallo en los componentes. El frío extremo también puede afectar el rendimiento de la pila, y disminuir su vida útil. Proteja sus audífonos del frío cubriéndolo  como cubre sus orejas.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.