Escuchar con audífonos puede cansar

Escuchar requiere más esfuerzo cuando se hace en ambientes de ruido de fondo que son potenciales distracciones como aires acondicionados, música ambiental o personas hablando.

Es por esto que los niños con pérdida de audición pueden acabar más cansados cuando llegan a casa de la escuela o de actividades extraescolares.

Estos niños necesitan un mayor tiempo de descanso y/o recuperación después de haber participado en actividades que implican a otras personas y por lo tanto interacción social. A veces incluso pueden rechazar realizar otra actividad posterior o pueden necesitar dormir más.

El procesamiento auditivo implica numerosos pasos: la detección del sonido, su discriminación y comprensión (recordar lo que se ha dicho y comprenderlo).

Para las personas normoyentes y los niños con problemas auditivos que han recibido ayuda auditiva poco después de nacer, la capacidad de procesar el sonido se desarrolla de forma automática.

Los niños y adultos a los que se detecta de forma tardía un problema auditivo, las personas con pérdida auditiva severa y profunda o las personas con dificultades añadidas a la pérdida de audición deben aprender de forma consciente a volver a gestionar los procesos de detección, reconocimiento y comprensión del sonido. Esto puede tomarles un mayor tiempo y suponer un proceso de aclimatación más largo.

La pérdida de audición es un desorden de la comunicación y no poderse comunicar puede ser frustrante y causar estrés. Puede parecer que los niños con problemas de audición actúan como los demás. Lo normal es que sus amigos de clase les traten como si escuchasen como los demás.

Una gran variedad de factores afectan la habilidad comprensiva del lenguaje de los niños con problemas auditivos: distancia del interlocutor, niveles de ruido de la habitación, complejidad del lenguaje usado.

Cuando los niños son muy pequeños no se pueden defender. Esto supone que no son capaces de hacer saber a los demás cuando no comprenden el mensaje.

Es importante recordar y hacer saber a las personas que se comunican con ellos que es necesario hablarles de forma más pausada y de cara a cara.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.