Fumar y pérdida auditiva

Los resultados de un estudio llevado a cabo en Tokio (Japón) han demostrado que fumar aumenta significativamente el riesgo de padecer pérdida auditiva de una manera dependiente de la dosis.

El estudio fue realizado por investigadores del Centro Nacional de Salud Global y Medicina de Tokio, en colaboración con múltiples socios comerciales. Dicha investigación encontró un aumento del 20% al 60% en el riesgo de pérdida auditiva entre fumadores actuales y no fumadores, según informa la fuente Medscape.

El estudio incluyó a más de 50.000 personas, con edades comprendidas entre 20 y 64 años y no tenían pérdida de audición de buen principio. El seguimiento del estudio se ha realizado a lo largo de 8 años.

Entre los participantes del estudio, más de 3.500 personas (7%) desarrollaron pérdida auditiva de alta frecuencia y más de 1.500 (3%) desarrollaron pérdida de audición de baja frecuencia. El índice de riesgo asociado con fumar en la actualidad fue de 1.6 (IC 95% = 1.5 a 1.7) y 1.2 (IC 95% = 1.1 a 1.4) para la pérdida auditiva de alta y baja frecuencia, respectivamente, en comparación con los que nunca fumaron. Es importante destacar que el riesgo aumentó con la cantidad de cigarrillos fumados por día.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.