Evitar infecciones de oído

Según numerosos otorrinos, si no se extreman las precauciones es más que probable que un cuadro alérgico acabe afectando a la audición. La mayoría de los problemas asociados a esta situación transitoria de pérdida auditiva vienen dados por infecciones de oído.

Tal y como indican, los alérgenos y la mucosa que se encuentran en las vías respiratorias pueden llegar al oído provocando dicha infección y desarrollando lo que comúnmente se conoce como otitis media.

Los efectos de esta otitis media en las personas con alergia pueden dar lugar a síntomas como dolor y presión en el oído, secreciones o la ya mencionada pérdida temporal de audición por la acumulación de líquido en el oído medio.

Para evitar que cientos de miles de personas padezcan estos problemas durante los meses más álgidos de los efectos de gramíneas y otros agentes similares, la prevención es muy importante.

Se recomienda acudir al alergólogo en los primeros días de la primavera con el fin de tratar las alergias y hacer que los síntomas sean más leves para evitar las rinitis, congestiones nasales y otras dificultades respiratorias.

También el especialista en audición puede ayudar con algunos consejos y tratamientos complementarios que prevengan contra las infecciones en el oído, el taponamiento o la pérdida de audición asociadas a los efectos de la alergia.

 

Consejos para evitar infecciones

  • Revisión auditiva al inicio y después de la primavera con el fin de detectar posibles problemas de otitis media.
  • Limpieza auditiva con el objetivo de eliminar posibles tapones de cera que forme el exceso de mucosa y sea susceptible de infectarse.
  • Si es usuario de audífono: será necesaria una limpieza del dispositivo para eliminar agentes potencialmente infecciosos que puedan encontrarse en el cerumen.
  • Implementar algunas pautas para el cuidado de la audición no sólo relacionadas con la higiene auditiva, sino también con medicamentos que no resulten tóxicos para la capacidad auditiva.
  • Evitar la retención del estornudo ya que el aumento de presión tanto en la nariz como en la garganta puede llegar al oído permitiendo el paso de bacterias que provoquen infección.
¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.