La fatiga cognitiva y la pupilometría

En un estudio reciente a cargo del Centro de Investigación Eriksholm y Oticon se está usando la pupilometría como forma de evaluación de la fatiga auditiva. La pupilometría es la medida de la dilatación de la pupila ocular. Con esta medición los investigadores buscan poder desarrollar tecnologías para los audífonos que reduzcan el esfuerzo de escucha y permitan conservar la capacidad cognitiva y mejorar la memoria auditiva de las personas con pérdida auditiva.

Según Thomas Behrens, jefe de audiología del centro de investigación de Oticon, cuando las personas prestan atención al sonido, los músculos de los ojos se contraen y se liberan en función del esfuerzo de escucha. Cuanto más compleja es la tarea, más se dilata la pupila.  La pérdida de audición provoca una carga para el cerebro. Es difícil para el cerebro obtener los pequeños detalles en el habla y separar los ruidos en primer plano de los ruidos de fondo. En la mayoría de las situaciones sociales, como una cena familiar o comer en un restaurante, es difícil para el cerebro comprender porque hay muchas personas hablando y hay ruido de fondo.

En el estudio, los investigadores mostraron cómo la pupilometría podría usarse para medir la tensión en la capacidad de procesamiento del cerebro cuando se trata de entender el habla. Los resultados permitieron medir cómo la tecnología incorporada en los audífonos no solo reduce el esfuerzo de escucha, sino que también permite a las personas ahorrar energía para que puedan recordar más de los mensajes de la conversación (reducen la carga cognitiva).


Los investigadores informaron que en el estudio (que incluyó a 24 personas), al mirar a los ojos a los usuarios de Opn en comparación con los audífonos Alta 2 Pro (modelos más antiguos), vieron un 20 % menos de esfuerzo de comprensión cuando intentaban entender el habla mientras otros hablaban. Además, vieron una reducción promedio en la dilatación pupilar máxima del 26% durante la tarea de reducción del ruido del habla usando Opn en comparación con Alta2 Pro.

Sin la ayuda de audífonos como estos, las personas con pérdida auditiva se cansan fácilmente en muchos entornos y tienden a evitar situaciones sociales. Thomas Behrens  puntualiza que evitar situaciones sociales no es una buena solución, porque las situaciones sociales estimulan el cerebro de muchas maneras y combaten el Alzheimer y  el deterioro cognitivo.

Las situaciones sociales activan las partes del cerebro que necesita para mantenerse activo. Además  se ha informado de una reducción notable en los niveles de ansiedad de las personas con dificultades auditivas porque la ayuda auditiva les da la capacidad cognitiva adicional que necesitan para estar más seguros en lo que están haciendo.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.