Reductores de ruido de viento

Piense en la diferencia entre sonido y ruido. Significan el mismo? Pueden utilizarse indistintamente? Es el sonido un ruido deseado y el ruido un sonido no deseado?

El sonido tiene connotaciones agradables, mientras que el ruido nos sugiere molestias. El desafío de los audífonos, así como de cualquier dispositivo que utilice un micrófono, es como dejar entrar el sonido sin que lo haga el ruido.

La verdadera ironía en el contexto de los audífonos y de los micrófonos en general, es que el ruido del viento no es ni un sonido ni un ruido. Se trata de un ruido fantasma provocado por la vibración de la membrana del micrófono que procede no de las fluctuaciones de la presión sonora, sino del aire.

Por esta razón, el oído sin audífono no percibe el viento como un ruido, mientras que los micrófonos de los audífonos sí lo hacen. No es necesario que la corriente de aire sea importante porque la membrana del micrófono vibre basta cómo para crear un sonido fantasma, es decir, el ruido del viento. Correr o una suave brisa es suficiente para hacer que el ruido del viento llegue a los micrófonos.

Cuando hay viento, la entrada de audio incluye a menudo una mezcla de sonido y de ruido del viento, puesto que las membranas del micrófono no distinguen entre los dos. Normalmente, la reducción del ruido del viento por parte de los audífonos digitales actuales comprende dos fases de procesamiento secuenciales: detección y supresión.

La fase de detección supervisa continuamente la entrada del micrófono. El ruido que produce el viento se sitúa en las frecuencias bajas y, por lo tanto, la fase de detección se centra solamente en este tipo de frecuencias.

Existen diferentes métodos para llevar a cabo la fase de supresión. Los micrófonos omnidireccionales son menos sensibles al ruido del viento. Por lo tanto, el audífono puede cambiar a esta manera cuando se detecta ruido del viento. Sin embargo, aunque este método puede proporcionar más comodidad frente al ruido del viento, también puede comprometer rápidamente la comprensión verbal.

Otro método es detectar cuáles son las frecuencias que se ven afectadas por el ruido del viento y atenuarlas para proporcionar más comodidad al usuario. A la práctica, el audífono lleva a cabo este proceso por cada canal de frecuencia. Por esta razón, cuántos más canales de frecuencia tenga un audífono, mejor podrá determinar las frecuencias específicas que se ven afectadas por el ruido del viento.

Sin embargo, como el audífono no puede diferenciar entre el ruido del viento y los sonidos reales, estos últimos también se atenúan en los canales de frecuencia. Esta atenuación afecta a la comprensión verbal. Con objeto de encontrar el nivel de comodidad más adecuado para el usuario, el audioprotesista puede ajustar estos algoritmos porque sean más o menos agresivos en términos de la supresión.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.