Mantener el cerebro en forma con los audífonos

Una de las mejores formas de mantener la capacidad mental del cerebro a medida que se envejece es mantenerse mentalmente comprometido a través de una vida social activa.

Se puede alcanzar agudeza cognitiva comunicándose con el mundo que nos rodea. Cuando la pérdida de audición interfiere con la capacidad de conectarse con amigos y seres queridos, aumenta su riesgo de deterioro cognitivo.

Afortunadamente, es posible mejorar la audición, mantener el cerebro en forma y desacelerar el deterioro cognitivo acelerado relacionado con la pérdida de audición.

 

El cerebro, la pieza principal

¿Cómo se conecta la audición con el cerebro? Escuchar y entender requiere que el cerebro y los oídos trabajen juntos, mientras el cerebro hace el trabajo pesado.

La corteza auditiva ordena e interpreta los sonidos que detectan tus oídos. Tu cerebro traduce la información de tus dos oídos para orientarte y descifra de dónde proviene el ruido. Estos procesos lo ayudan a concentrarse en la conversación y a separar el ruido no deseado.

Cuando tienes pérdida de audición, las señales de sonido que recibe tu cerebro de tus oídos se ven comprometidas. Tu cerebro no recibe la información de sonido que necesita y tiene que proporcionar más energía para llenar los vacíos.

El esfuerzo adicional para mantenerse al día con las conversaciones puede hacer que te sientas cansado y frustrado.

Dando lugar a que la persona empiece a retirarse y evitar las conexiones sociales que son tan importantes para su bienestar.

 

Evitar los riesgos de pérdida de audición no tratada

Muchos estudios han demostrado un vínculo entre la pérdida de audición no tratada y el aislamiento, la depresión y una serie de otros problemas de salud.

Si tiene pérdida de audición, también es más probable que tenga problemas para pensar y recordar que los adultos mayores con audición normal.

Los investigadores también han encontrado una correlación entre la pérdida de audición y el deterioro cognitivo. El estudio muestra que si tiene pérdida de audición y no usa audífonos, puede acelerar el deterioro cognitivo.

 

Los audífonos ayudan al cerebro

El uso de audífonos aborda activamente la pérdida de audición y reduce el riesgo de deterioro cognitivo. Se descubrió que las personas que utilizan audífonos y eran socialmente activas experimentaron un declive cognitivo a un ritmo similar al de aquellos sin pérdida auditiva.

Los investigadores creen que la capacidad de escuchar mejor ayuda a mejorar el estado de ánimo, aumenta las interacciones sociales y permite una mayor participación en actividades estimulantes del cerebro.

Los audífonos actuales brindan soluciones cómodas y elegantes que son fáciles de usar y se pueden adaptar a sus necesidades. Mantenerse alerta le ayudará a mantener su cerebro en forma y ralentizar el deterioro cognitivo relacionado con la pérdida de audición. Además, puedes disfrutar de actividades sociales estimulantes del cerebro como jugar juegos de mesa, cartas y charlas.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.