¿Por qué se tapan los oídos?

A veces hay momentos en los que debemos tapar los oídos deliberadamente, por ejemplo: para protegernos del ruido, para bañarnos y protegernos del agua, etc. Aunque también, a menudo los oídos se taponan sin una buena razón.

¿Por qué el sonido se amortigua cuando no parece haber nada dentro del canal auditivo externo? Aquí os detallamos cuatro de las razones más comunes por las cuales los oídos pueden sentirse obstruidos.

 

1. Acumulación de cerumen

La creación de cera o cerumen, es la forma que tiene el cuerpo de proteger el oído. Su consistencia pegajosa atrapa la suciedad y otros contaminantes, actúa como un lubricante y, como de forma naturalmente sale del canal auditivo por sí mismo, sirve como un agente de auto-limpieza natural. En ocasiones, sin embargo, puede verse afectada la expulsión y afectar su capacidad de escuchar al crear un tapón en el interior del conducto auditivo.

Según la Academia de Otorrinolaringología, los siguientes síntomas indican que exceso de cera está causando un problema:

  • Sensación de oído obstruido
  • Dolor de oído
  • Pérdida parcial de audición
  • Tinnitus
  • Olor o secreción
  • Tos

La única forma de saberlo con certeza, y de sacar la cera de forma segura del oído afectado, es consultar a un médico (ORL). No es apropiado intentar quitarse el cerumen usando un bastoncillo. Podríamos perforar accidentalmente el tímpano o empujar la cera más profundamente en el canal.

La eliminación de este lubricante y protector natural puede conducir al desarrollo de oídos secos y picor. Lo mejor es dejar que un profesional de la audición determine si sus oídos necesitan o no una limpieza más profunda.

 

2. Fluido en el oído

Los nadadores están familiarizados con esta condición. Sin embargo, incluso los no nadadores también pueden sufrir de líquido en el oído. El líquido se puede desarrollar en el oído por un par de razones diferentes:

Infección en el oído: Los niños y adultos que desarrollan infecciones del oído medio pueden experimentar una sensación de oído obstruido debido a la acumulación de líquido detrás del tímpano. Aunque esta afección generalmente desaparece por sí sola, puede ser dolorosa. Se recomienda acudir a un médico si el dolor es intenso, observa una secreción de líquido o los síntomas persisten durante más de un día. Los niños menores de seis meses deben ser vistos inmediatamente.

Nadar o bañarse: El agua estancada en el interior del conducto auditivo, actúa como un impedimento. También hay momentos en que el agua puede quedar atrapada dentro de las trompas de Eustaquio por nadar, bañarse o en ambientes húmedos. Si le sucede, puede usar estás técnicas para ayudarlo a drenar:

  • Inclinar la cabeza hacia los lados y tirar suavemente del lóbulo de la oreja.
  • Realizar la maniobra de Valsalva sosteniéndose la nariz y soplando suavemente.

 

3. Presión en los senos

Es posible que esté familiarizado con los conductos nasales y la sensibilidad facial provocada por la presión del seno, pero también puede causar pérdida de audición temporal. Las cavidades sinusales, son espacios huecos ubicados en los huesos cerca de la nariz y los ojos, al lado del canal auditivo.

Cuando experimentas una inflamación en las cavidades sinusales, puede hacer que tus trompas de Eustaquio se hinchen. Cuando eso sucede, la conexión entre el oído medio y la garganta se cierra, lo que ejerce presión sobre el tímpano y causa la sensación de obstrucción del oído, o peor, dolor y pérdida de la audición.

Afortunadamente, la mayoría de la pérdida de audición causada por infección sinusal, presión o sinusitis es temporal y la audición vuelve a la normalidad una vez que la congestión nasal desaparece. Aún así, si experimentas dolor o pérdida repentina de la audición debido a la congestión nasal, consulta a tu médico.

 

4. Daño por ruido

La pérdida de audición inducida por ruido es uno de los tipos más comunes de pérdida auditiva neurosensorial. La pérdida se puede presentar en uno o ambos oídos, debido a la exposición al ruido excesivo durante un largo período de tiempo o una exposición única a un ruido extremadamente fuerte.

Si tus oídos se sienten obstruidos o si escuchas un zumbido en los oídos (tinnitus) después de una actividad muy ruidosa, es probable que se deba a una exposición excesiva al ruido. Aunque estos síntomas generalmente desaparecen en 48 horas, se puede evitar la pérdida permanente de la audición tomando precauciones:

  • Usar tapones para los oídos (ante sonido de más de 85 decibelios)
  • Baje el volumen del dispositivo electrónico personal
  • Si no puedes proteger tu audición del ruido o reducir el volumen, aléjate lo más posible de él.

 

Antes de que empiecen los problemas …

Aunque hemos cubierto cuatro de las razones más comunes por las cuales sus oídos pueden sentirse obstruidos, siempre es aconsejable buscar el consejo de un profesional de la salud auditiva cada vez que tiene problemas para oír.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.