Tratamiento de la hipoacusia súbita

Cada vez son más las personas que acuden a la consulta con la sensación de tener un oído tapado. La mayoría de los casos lo primero que uno piensa es que tienen cera en los oídos, y que con una simple extracción, su audición volverá a la normalidad.

En muchos de estos casos nos encontramos con una hipoacusia súbita o brusca, que implica una bajada de los umbrales auditivos debido a un deterioro repentino del oído interno.

Durante los últimos años, el tratamiento de la pérdida auditiva neurosensorial súbita ha variado. El primer problema con que nos encontramos es el desconocimiento de la causa que los provoca, dificultando el uso de un tratamiento con el que estemos seguros de que funcionará.

El único tratamiento que prescribe el otorrinolaringólogo y que ha mostrado buenos resultados es el tratamiento con esteroides. Los tratamientos utilizados hasta ahora han incluido:

 

Esteroides

La terapia con corticosteroides (generalmente por vía oral) se encuentra entre los pocos tratamientos que se aceptan en todo el mundo para el tratamiento de la hipoacusia súbita.

Recientemente, se está probando el tratamiento con inyecciones de esteroides intratimpánicas (a través del tímpano) para ver si mejoran la recuperación de la audición.

Sin embargo, un estudio en 2011 no mostró una diferencia real en la recuperación de la audición para el tratamiento con esteroides orales frente a los intratimpánicas (Rauch et al., 2011).

 

Tratamiento Carbógeno (altos niveles de oxígeno)

Este fue un tratamiento combinado que se introdujo hace muchos años, (usualmente llamado tratamiento en cámara hiperbárica).

Sin embargo, la efectividad del tratamiento con oxígeno no se ha demostrado de manera empírica.

 

Medicación antiviral

La teoría para el uso de medicamentos antivirales se basa en el hecho de que el virus del herpes simple parece estar conectado a la hipoacusia súbita en algunos casos.

Si bien el uso de antivirales en las primeras pruebas en animales parecía esperanzador, no ha demostrado ser especialmente efectivo en humanos.

 

Vasodilatadores (sistema vascular abierto)

El uso de vasodilatadores se basa en la teoría de que un problema cardiovascular puede haber causado el problema.

Una vez más, la teoría es válida, sin embargo, en la práctica parece que su uso no comporta una mejora tangible. No hay ninguna evidencia real de que sean efectivos.

 

No aplicar ningún tratamiento

La base para no administrar ningún tratamiento fue el hecho de que muchas personas parecen recuperarse de una pérdida auditiva neurosensorial súbita sin ningún tratamiento farmacológico.

De hecho, se ha informado que un 70% de los casos se recuperan por si solos.

 

Audífonos

En los casos de que el o los tratamientos empleados no hayan surgido ningún efecto y la pérdida auditiva permanezca, los audífonos son la única respuesta a largo plazo para tratarla.

Se estipula un periodo de 90 días a partir de la aparición de la hipoacusia súbita, antes de poder proceder a una adaptación con audífonos. Si la pérdida se produce en  solo un oído (la inmensa mayoría de los casos), el uso de un audífono  puede ser exitoso.

Sin embargo, la valoración de los usuarios respecto al uso de audífono es muy variable, debido a que en los casos en los que comprensión verbal ha quedado muy comprometida, el uso de audífono comportará en muchos casos la amplificación de los ruidos  ambientales, pero no una mejoría en la comprensión de las palabras.

En estos casos se recomienda siempre realizar una prueba de 30 días antes de la compra del audífono.

 

Sistemas CROS

En los casos en los que el uso del audífono no haya sido satisfactorio, se recomienda realizar una prueba con un sistema llamado CROS (sistema de transmisión de señal desde el oído contralateral).

El sistema CROS funciona enviando de forma inalámbrica el sonido del oído dañado al oído bueno.

En muchos casos el usuario recupera la sensación de estereofonía, pero tiene limitaciones evidentes y a veces decepcionantes, como la permanencia en las dificultades de comprensión en ambientes con ruido de fondo.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.