Cómo mantener tus oídos limpios

En primer lugar, debemos saber que la cera es algo natural y necesaria. Nuestros oídos evolucionaron de esa manera por una razón. La cera actúa como un lubricante natural que protege la piel sensible en el canal auditivo (CAE) y también, crea una barrera natural que evita que la suciedad y los objetos extraños lleguen al tímpano.

El cerumen es un componente clave del mecanismo de autolimpieza del oído. A medida que la piel en el interior del canal auditivo crece hacia afuera, lleva la cera con ella. Durante este proceso, el cerumen capta la suciedad y la piel muerta, y todo esto sale naturalmente del oído junto con la cera. También la acción de masticar y bostezar ayudan a mover la cera hacia afuera a lo largo del canal auditivo.

 

Limpiar los oídos de forma segura

Es importante recodar que necesitamos el cerumen como protección para el tímpano. Entonces, no deberías limpiarlo demasiado. Simplemente no es necesario. Es seguro limpiar el exceso de cera visible con un paño húmedo o bien, utilizando soluciones salinas. Pero no use bastoncillos de algodón para eliminar la cera (o cualquier otra cosa) de sus oídos.

No es recomendable meter nada en el canal auditivo. Si bien muchas personas piensan que es seguro limpiar su oído, es una mala idea eliminar la cera, debido a que:

  • Pueden rayar e inflamar la piel sensible del canal auditivo, dejándola abierta a las infecciones.
  • Pueden empujar los residuos más lejos en el canal auditivo, en lugar de extraerlos hacia afuera.

Si cree que tiene una obstrucción en el canal auditivo, algún objeto extraño en el oído o experimentas un exceso de cera, consulta a un experto en audición para verificar el estado del conducto.

 

¿Cómo se deben limpiar las orejas de los más pequeños?

De la misma forma que se explicó anteriormente. Es decir, de manera mínima y sin introducir nada en el oído. Aunque algunas empresas comercializan bastoncillos de algodón para uso infantil, o incluso están diseñadas para no ir demasiado lejos en el conducto auditivo, todavía son abrasivas, por lo que no las recomendamos.

 

¿Puede la cera bloquear los oídos?

Sí, a menudo. Cuando las personas intentan limpiarse las orejas metiéndose diversos utensilios para limpiarlas, empujan la cera hacia adentro y crean un bloqueo.

Empujar la cera demasiado lejos en el canal puede forzarla más allá de donde la piel crece hacia afuera, por lo que se atasca. Eventualmente, esta cera se puede compactar, lo que lleva a la pérdida de audición.

 

Abordar el exceso de cerumen

En general, nuestros oídos producen la cantidad adecuada de cera para mantenerse limpios. Sin embargo, algunas personas experimentan un exceso de cerumen.

La limpieza excesiva puede causar esto, ya que el oído produce más cera que necesita en un esfuerzo por restablecer una cantidad adecuada.

 

Cera y audífonos

A veces, los audífonos pueden contribuir a la percepción de que las personas tienen demasiado cerumen, ya que se sitúan en el canal auditivo y evitan que salga de forma natural.

La mayoría de los audífonos tienen filtros de cera para este propósito que deben cambiarse de forma regular.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.