Tinnitus y Depresión

La depresión afecta a más de 300  millones de personas en todo el mundo, pero ¿qué es la depresión? Todos nos sentimos tristes de vez en cuando, pero estos sentimientos generalmente desaparecen después de unos días. Cuando una persona padece de depresión, tiene problemas en su vida cotidiana durante semanas.

La depresión puede llegar a convertirse en un problema de salud muy serio, especialmente cuando es de larga duración y de intensidad moderada o grave. Causa gran sufrimiento tanto a la persona que lo padece como a su entorno familiar. La depresión altera todos los aspectos de la vida de una persona (laboral, escolar, etc.). A continuación exponemos algunos síntomas:

  1. Sentimientos de tristeza o «vacío»
  2. Sentimientos de desesperanza, irritabilidad, ansiedad o culpa
  3. Pérdida de interés en las actividades favoritas
  4. Sentirse muy cansado
  5. Dificultad para concentrarse o recordar detalles
  6. No poder dormir o dormir mucho
  7. Comer demasiado o no querer comer nada
  8. Pensamientos suicidas, intentos de suicidio
  9. Dolores o malestares, dolores de cabeza, retortijones en el estómago (cólicos) o problemas digestivos.

Si usted cumple varios de estos síntomas, no dude en ponerse en contacto con su médico.

Por otro lado, queremos hablar de los Acúfenos y/o Tinnitus. Es una afección que se caracteriza por oír constantemente un zumbido o pitido en el oído.

¿Por qué aparecen los acúfenos? Las causas de la aparición pueden ser muy variadas:

  1. Exposición al ruido
  2. Traumatismo Craneal
  3. Medicamentos ototóxicos
  4. Estrés

A nivel psicológico las personas con tinnitus a menudo se sienten solas, y piensan que los demás no les entienden. Les suele costar pedir ayuda o consultar con un especialista, ya que sienten cierto tabú o vergüenza, lo que acaba empeorando el aislamiento de estas personas. Lo que aumenta el riesgo de acabar padeciendo depresión.

En el último Congreso Nacional de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) se expuso que más del 50% de las personas que sufren tinnitus o acúfenos, pueden llegar a presentar depresión, ansiedad, nerviosismo e insomnio.

El estudio realizado por Folmer & cols. en 1999 con una muestra de casi 500 sujetos, realizaron preguntas sobre la intensidad del tinnitus. Las conclusiones de este estudio fueron que la depresión aumenta la percepción del acúfeno, ya que de las 12 preguntas relacionadas con la gravedad del tinnitus, las personas que padecían depresión puntuaban más alto que las personas que solo tenían tinnitus.

En resumen, la mitad de las personas con tinnitus pueden acabar padeciendo depresión u otras alteraciones como ansiedad e insomnio. Este hecho puede provocar que la percepción del tinnitus aumente y acabar entrando en una espiral que puede repercutir en la salud de las personas. Por este motivo es muy importante pedir ayuda y ponerse en manos de especialistas lo antes posible.

 

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.