El yoga y la pérdida auditiva

El yoga combina posturas físicas con la filosofía de la paciencia y la autoaceptación. Sus beneficios para la salud incluyen el desarrollo de músculos más fuertes, un mejor equilibrio y una mayor flexibilidad.

Una práctica de yoga robusta también puede ayudar a las personas a sobrellevar las frustraciones cotidianas de vivir con pérdida auditiva. Cuando se combina con la meditación, también puede ayudar a minimizar los síntomas del tinnitus.

Las personas con pérdida de audición pueden ser escépticas acerca de probar yoga. Se preguntan si podrán escuchar al instructor lo suficientemente bien como para seguirlo en clase o si sus audífonos se pueden caer al realizar diferentes posturas de yoga.

Estas son preocupaciones reales, pero los siguientes consejos deberían ayudarlos a disfrutar de su práctica de yoga incluso cuando se tiene pérdida auditiva:

 

ANTES DE EMPEZAR

  1. Encuentra el estudio adecuado: Visite algunos estudios de yoga cercanos para tener una idea de las clases que se ofrecen. Hable con cada gerente sobre su pérdida de audición. Pregúntele al gerente acerca de clases con estudiantes de diferentes rangos de edad y habilidades, lo que podría hacer que sea menos intimidante.
  2. Aprender sobre las poses de antemano: La mayoría de los cursos ofrecen nuevos talleres para estudiantes. Esta es una excelente manera de aprender las posturas básicas en un entorno más pequeño donde la audición será más fácil y la atención más personalizada.

 

DURANTE LA CLASE

  1. Ir con un acompañante: Si tiene un amigo que hace yoga, pregúntele si puede ir con él a una clase. Durante una clase, puede seguir observando a su amigo sin sentirse incómodo por observar a alguien muy de cerca.
  2. Informe a su maestro sobre su pérdida auditiva: Este conocimiento le permitirá al maestro proporcionarle ayuda adicional si parece que anda un poco perdido. No se sienta incómodo por hablar con el maestro sobre su pérdida de audición. Es muy común que los estudiantes comenten las limitaciones físicas con el maestro antes de la clase.
  3. Encontrar un lugar en el centro de la sala: De esta forma se puede observar a las personas que están frente a ti si no escuchas las instrucciones del profesor, y puedes ver a otros compañeros detrás o a tu lado. También puede pedirle al maestro que le recomiende un lugar que funcione mejor considerando su problema de audición.
  4. Use una banda para la cabeza o protector de sudor: Si encuentra que su implante coclear o audífonos se caen o se mueven demasiado durante la clase, intente mantenerlos en su lugar con un pañuelo o una banda de sujeción. En caso de sudor, se puede utilizar un protector que mantendrá el sudor fuera de sus dispositivos para librarlos del exceso de humedad.
  5. Diviértase: El yoga trata de mejorar su salud y bienestar mental, no un deporte competitivo. También se vuelve más fácil cuanto más lo haces.
  6. No te rindas si la primera clase es un fracaso: La primera clase que pruebe, puede no ser la más adecuada. Pruebe otra clase, instructor o estilo de yoga, o explore otra sala.
¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.