¿La humedad afecta a los audífonos?

Una de las mejores cosas al empezar tu viaje para mejorar la audición, es notar que tu mundo es más placentero cuando ves que puedes escuchar todos los sonidos que te has estado perdiendo.

Con el paso de los días, los usuarios cada vez se acostumbran más a llevar los audífonos puestos, hasta el punto de no notar que los llevan puestos. Por esto mismo hay que tener la precaución de exponer los audífonos a la humedad (por ejemplo: en ducha o piscina, entre otros).

A días de hoy, los audífonos son pequeños ordenadores muy complejos, y al igual que con los ordenadores portátiles y las tablets, la humedad puede presentar un desafío.

La humedad y los audífonos

La humedad es una medida de la cantidad de vapor de agua en el aire.

El aire caliente puede contener una gran cantidad de vapor de agua, pero el aire frío no puede.

Cuando el aire caliente se encuentra con el aire frío, la caída de temperatura acaba una caída en la cantidad del vapor de agua que puede contener el aire.

Consideremos una botella de agua: cuando el aire húmedo entra en contacto con una botella de agua fría, la temperatura del aire en torno a la botella desciende rápidamente.

Cualquier vapor de agua del aire húmedo que no pueda caber en el aire frío alrededor de la botella, tiene que ir a alguna parte. Por eso mismo ocurre la condensación, creando las gotas de agua en la misma botella.

La humedad afecta a los audífonos de varias maneras:

  • Al igual que con la condensación en la botella de agua, la humedad se produce cuando el aire cálido y húmedo se encuentra con los componentes metálicos más fríos de sus audífonos. Esto incluye los componentes internos de los dispositivos.
  • En segundo lugar, la humedad te hace sudar, pero la humedad también dificulta la evaporación del sudor. Algo de ese sudor termina en sus audífonos.

 

¿La condensación y la transpiración causan problemas en los audífonos?

La humedad obstruye puertos y aberturas. También se acumula en los tubos, lo que puede afectar la respuesta de frecuencia del audífono.

También puede llegar a corroer los componentes y los puntos de contacto de la batería o cortocircuitar los micrófonos y los auriculares.

En resumen, la humedad es como la kryptonita para sus audífonos. Un poco de exposición a la humedad no es relevante, pero la exposición de forma prolongada puede generar mucho daño y afectar al rendimiento de sus dispositivos.

Los signos comunes de daño por humedad incluyen:

  • Sonido lleno de estática o crepitante
  • Sonido distorsionado
  • El sonido se apaga durante ruidos fuertes
  • El sonido se desvanece dentro y fuera
  • El dispositivo funciona de forma intermitente

 

La solución

Si sospecha que tiene daños por la humedad, primero conviene realizar una revisión general para asegurarse de que no sea algo que pueda solucionarse fácilmente.

¿Está encendido el dispositivo? ¿Están las baterías correctamente o están apunto de acabar? ¿Es necesario limpiar o secar los contactos de la batería? ¿Está bien el tubo o el auricular? ¿Están limpios los filtros y las posibles aberturas?

Si todo está correcto, podría ser un problema de humedad. Observe si a lo largo del tubo del molde hay presencia de humedad. Puede usar un sistema electrónico de secado o también conocido como máquina de secado, lo antes posible, con la tapa de la batería abierta.

En cualquier caso, deje los audífonos en la máquina de secado durante algunas horas, incluso si se ven secos.

 

Prevención

Las medidas preventivas comunes y efectivas incluyen:

  • Elección de audífonos con nano-coating y/o alta calificación de IP (resistencia al agua)
  • Protectores para el sudor que permiten el sonido pero mantienen la humedad
  • Realizar esfuerzos físicos durante las horas más frescas del día
  • No usar los audífonos mientras se hace ejercicio
  • Mantener los audífonos en la máquina de secado cuando no esté en uso
¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.