Nutrición y Acúfenos

Nutrición y Acúfenos

En los últimos años estamos viendo lo importante que es comer sano y equilibrado para sentirse bien con uno mismo, tanto física como mentalmente.

Cada vez hay más estudios que demuestran que una correcta alimentación puede ayudar a mejorar determinados aspectos de la salud. Algunas personas asocian las fluctuaciones de sus acúfenos con la ingesta de ciertos alimentos. Todo esto nos lleva a preguntarnos si el hecho de comer determinados alimentos puede conllevar mejoras en la percepción de nuestros acúfenos.

A continuación expondremos diferentes investigaciones que se han hecho recientemente en relación a estas preguntas. Es necesario comentar que la AmericanAcademy of Otolaryngology aconseja a los médicos no prescribir melatonina, zinc u otros suplementos dietéticos para el tratamiento de acúfenos persistentes y molestos.

Spankovich et al. determinaron que las personas que tienen una dieta más saludable sufren menos acúfenos que los que tienen una dieta más pobre. Sin embargo, en este estudio no aclara qué elementos dietéticos están asociados con el desarrollo de los acúfenos. Con frecuencia se recomiendan ciertos suplementos para pacientes con acúfenos: hierro, zinc, magnesio, fósforo, potasio, vitamina B6, vitamina B12, vitamina A, vitamina C y vitamina E. Sin embargo no se ha podido demostrar que sean realmente eficaces para la mejorar de los acúfenos.

En Corea del Sur también se realizó un estudio en el que se detectó que las personas con acúfenos tenían un nivel bajo de vitamina B12. Además, demostraron que un índice de masa corporal bajo y un nivel bajo de vitamina B2 también están asociados significativamente con los acúfenos. Por otra parte, la ingesta pobre de vitamina B3, proteínas y agua se asocia a algunas molestias relacionadas con los acúfenos.

El estudio aconseja que los pacientes con acúfenos mantengan un peso corporal adecuado y una ingesta nutricional suficiente, incluida la vitamina B12, B2, la B3, el agua y las proteínas.

¿Cuáles son los alimentos que nos ayudan a proveer al cuerpo con estas vitaminas?

Que lleven vitamina 12:

Carnes: Cordero, vísceras, solomillo de buey.
Pescados y Mariscos: almejas, caballa, sardinas, arenques y salmón.
Lácteos y huevos: huevos, queso parmesano, queso suizo.

Que lleven vitamina B3:

Carnes: Pollo, jamón serrano, cordero, chuletas de cerdo, chuletas de vacuno, perdiz.
Pescados y Mariscos: atún, salmón, bacalao, lubina, rape, pescadilla, mero, cigalas, langostinos.
Lácteos y huevos: queso cabrales, queso roquefort, queso grouyer.
Frutos secos: Cacahuetes

Que lleven vitamina B2:

Carnes: Hígado y vísceras, foie-gras y paté, jamón serrano, carne de vaca.
Pescados y Mariscos: Sardinas, salmón, cabra, lubina.
Lácteos y huevos: Queso cabrales, queso roquefort, queso burgos, huevos y yogurt.
Frutos secos: Almendras.
Hongos: Champiñones y setas.

Pero … Existen alimentos que empeoren los acúfenos?

Tradicionalmente siempre se ha recomendado no beber refrescos azucarados, café, té o bebidas energéticas porque empeoran los acúfenos. Los principales argumentos son los efectos estimulantes de la cafeína sobre el sistema nervioso central y una posible interacción con el procesamiento auditivo central (por ejemplo, la cafeína puede causar un acortamiento de la vida de las células ciliadas externas de la cóclea).

Sin embargo, no hay evidencias empíricas que apoyen tal recomendación. De los pocos estudios que se han publicado sobre este tema, ninguno mostró ninguna mejora significativa en el aumento o en la disminución de los acúfenos.

En resumen, la nutrición tiene un papel fundamental en nuestras vidas. A partir de los últimos estudios realizados, la alimentación aparece como un factor importante para la sintomatología de los acúfenos. Si bien es cierto que no encontramos en todos los estudios validez estadística, sí encontramos una cierta correlación entre lo que se come y el aumento o disminución de los acúfenos.

Para las personas que sufren acúfenos, por lo tanto, se recomienda complementar a  su tratamiento psicológico, una dieta saludable y equilibrada.

Para aquellas personas con acúfenos que quieran realizar cambios en su dieta, recomendamos una consulta con su nutricionista para poder elaborar un tratamiento personalizado para su caso.

Fuente: Clin Exp Otorhinolaryngol. 2018 Sep; 11(3): 158–165. Published online 2018 Feb 14. doi: 10.21053/ceo.2017.01221
¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.