Síndrome del oído musical (tinnitus musical)

Probablemente conoces a alguien que padezca tinnitus o acúfenos (un zumbido, un pitido o un zumbido sin fuente externa).

Pero, ¿sabías que algunas personas tienen una variante de tinnitus en la que escuchan melodías reales? Se llama síndrome del oído musical o tinnitus musical.

 

¿Qué es el síndrome del oído musical?

El síndrome del oído musical (MES) es cuando alguien escucha música que no tiene una fuente externa.

Algunas personas escuchan un solo instrumento tocando una melodía simple. Otros escuchan varios instrumentos que tocan una pieza musical compleja y aún otros escuchan una voz cantando con o sin acompañamiento.

Las melodías más comunes, sin embargo, son himnos, villancicos y música patriótica.

En el MES, la melodía suena como si viniera de una dirección obvia y específica, por lo que no está claro que sea interna. Suena evidentemente externo.

Por eso, para muchas personas, puede llevar un tiempo reconocer lo que realmente está sucediendo.

 

¿Qué causa el síndrome del oído musical?

Cuando escuchas algo, estás experimentando una combinación de distintas entradas de sonido, interpretaciones de tu cerebro y predicciones de tu cerebro.

La entrada de sonido fuerte reduce la cantidad de predicciones requeridas por su cerebro.

Sin embargo, cuando no se recibe suficiente entrada de sonido, el cerebro tiene que hacer más predicciones para dar sentido a la entrada de sonido que está recibiendo.

Cuanto más grave es la pérdida auditiva, mayor es la privación auditiva y mayor es la necesidad de que el cerebro llene los huecos.

La hipótesis más común sobre las causas de MES es, en términos simples, que el cerebro se aburre a través de la privación sensorial y comienza a generar sonido por sí mismo.

 

¿Es común el síndrome del oído musical?

Los estudios más recientes sugieren que solo alrededor del 20% de las personas con tinnitus experimentan el síndrome del oído musical, lo que significa aproximadamente el 3% de la población general.

Sin embargo, lo más probable es que no se denuncie porque quienes experimentan MES les preocupa que si lo dicen a alguien, parecerán mentalmente inestables.

Aunque el tinnitus es más frecuente en los hombres, el MES parece ser más frecuente en las mujeres.

 

¿Hay cura?

El MES es aún menos entendido que el tinnitus. Pero al igual que el tinnitus, hay algunas formas en que puede minimizar sus efectos:

Conciencia: Para muchas personas, se alivia una gran cantidad de estrés y ansiedad cuando pueden ponerle un nombre a lo que están experimentando. Saber que otros lo experimentan también brinda alivio: es bueno saber que no estás solo con tu MES.

Manejo del estrés: Se ha demostrado que el estrés empeora los síntomas, por lo que encontrar formas de minimizar el estrés podría minimizar la gravedad del MES.

Trae más sonido a tu entorno: MES es un producto de privación de sonido. ¡Tenemos que ayudar al cerebro ha escuchar! Si no tienes audífonos, intenta hacerte con unos. Si tienes audífonos, asegúrese de usarlos tanto como sea posible. Sal a la naturaleza y socializa más. Los sonidos y las conversaciones naturales son la estimulación ideal para un cerebro aburrido.

Ajusta tu medicación: Se ha informado que el MES es un efecto secundario de casi 300 medicamentos, tanto comunes como poco conocidos. Sin embargo, no hagas ningún cambio por tu cuenta: consultar siempre a tu médico si sospechas que el MES es un efecto secundario de un medicamento actual.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.