audiopacks audiologia anatomia llenguatge lenguaje

Anatomía del lenguaje

Las habilidades básicas para la producción del lenguaje parecen ser intrínsecas a la estructura biológica de los cerebros humanos.

El hecho de que en prácticamente todos los idiomas humanos existe una regularidad en la adquisición del lenguaje podría confirmarlo. El cerebro humano está preparado para aprender y usar el lenguaje.

El lenguaje concreto que se habla, el dialecto y el acento están determinados por el entorno social.

 

Especialización hemisférica

Las funciones cerebrales relacionadas con el lenguaje se localizan básicamente en la corteza cerebral. Cada hemisferio del cerebro se dedica básicamente a los procesos sensoriales y motores del lado opuesto del cuerpo.

Además, está demostrado que en los humanos, los hemisferios no son ni estructural ni funcionalmente idénticos.

El hecho de que estas asimetrías anatómicas cerebrales se observen prenatalmente, es decir, existan antes de la expresión de las conductas, implica que la asimetría es relativamente innata.

Cómo y cuándo evolucionó el lenguaje es difícil de precisar. Estudiando las diferencias anatómicas de cráneos primitivos que pudieran estar relacionadas con la especialitzación hemisférica, se comprobó que en la mayoría de los individuos, el hemisferio izquierdo es el responsable del lenguaje.

El área cortical del lóbulo temporal relacionada con el habla es más amplia en el hemisferio izquierdo que en el derecho.

Paul Broca y Carl Wernicke determinaron, hace ya más de un siglo y medio, que los centros básicos de lenguaje se localizaban en regiones cerebrales específicas que, en la mayoría de seres humanos, pertenecían al hemisferio izquierdo.

El área de Broca y el área de Wernicke son regiones corticales que intervienen en la producción y comprensión del lenguaje actuando de manera coordinada gracias a que están interconectadas.

 

Historia de la asimetría hemisférica

Ya se ha encontrado esta asimetría en el hombre de Neardenthal (hace entre 30.000 y 50.000 años) y en el homo erectus (entre 300.000 y 500.000 años). Actualmente, esta asimetría sigue encontrándose en los grandes simios como el chimpancé.

Aunque las estructuras anatómicas necesarias para el lenguaje pudieron aparecer tempranamente, es posible que el lenguaje no apareciese hasta hace unos 100.000 años.

Una posible hipótesis es que todos los lenguajes humanos evolucionaron a partir de un solo lenguaje ancestral que apareció posiblemente en África.

En los próximos años, el incremento en el uso de exploraciones como la resonancia nuclear (RM) ayudará a esclarecer aspectos complejos relacionados con el lenguaje.

 

Para saber más:

Junqué, C., et al. (2004) Neuropsicología del lenguaje. Barcelona, España, Masson S.A.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.