audiosocial audiologia lectura labiofacial logopedia barcelona

La lectura labiofacial

La lectura labiofacial es la habilidad de interpretar el movimiento y posición de los labios y la información facial del interlocutor, para identificar y comprender la palabra.

Aun siendo una estrategia de gran ayuda para la percepción de la información oral, hay limitaciones en su aprendizaje.

La lectura labiofacial precisa de cierto entrenamiento para que se realice de forma útil y no todo la población con pérdida de audición tiene la misma facilidad para realizar realizarla.

Entre las limitaciones que podemos encontrarnos están:

 

Referidas a las características a la lengua oral: Existen algunos fonemas con idéntica o similar “imagen labial” como son los fonemas /p/ /m/ /b/.

Existen otros que se denominan “fonemas ocultos”, ya que no tienen una “imagen labial” clara y pasan desapercibidos.

Podrían ser el caso de los fonemas /g/ /x/ /k/. En ambos casos se pueden producir confusiones en la lectura labiofacial ya que los fonemas nos permiten diferenciar las palabras.

 

Para reconocer hay que conocer: Resulta muy difícil acceder a través de la lectura labiofacial a palabras que no se conocen. La lectura labiofacial es el “reconocimiento” de palabras ya conocidas.

Por esta razón su eficacia está muy supeditada a la cantidad de vocabulario y a la estructura lingüística oral interiorizada.

 

Suplencia mental o Integración Auditiva: Se refiere al proceso de completar mentalmente la información a la que no se ha podido acceder con claridad desde la lectura labiofacial.

Se suplirá o supondrá la información recibida (escasa o mutilada) ayudándose del contexto y del léxico interno que tenga el hipoacúsico.

Por otro lado, no todas las personas vocalizan igual, además de presentar características físicas que pueden dificultar la lectura labiofacial como por ejemplo, llevar bigote, taparse la boca cuando hablan, etc.

Tampoco todas las situaciones permiten la lectura labiofacial como por ejemplo, conversaciones que se superponen, no tener de frente al interlocutor, recibir la luz de cara quedando el interlocutor en la sombra, movimientos y giros del interlocutor, etc.

A pesar de sus limitaciones, la lectura labiofacial constituye una ayuda fundamental para las persones con pérdida auditiva como herramienta complementaria a su audición con audífonos o implantes cocleares.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.