audiopacks audiologia audiofons audifonos demencia caidas caigudes

Audífonos, demencia, depresión y caídas

Un estudio  realizado por la Universidad de Medicina de Michigan de Estados Unidos, ha querido examinar la asociación entre el uso deaudífonos y el tiempo para diagnosticar la dolencia de Alzheimer o demencia, la ansiedad o depresión y las caídas graves en adultos de 66 años o más, en un plazo de tres años después del diagnóstico de pérdida auditiva.

 

Uso de audífonos

El estudio incluyó 114.862 participantes adultos, de 66 años o más, diagnosticados de pérdida auditiva. Se quería demostrar si los audífonos podían retrasar la demencia, depresión o caídas en adultos grandes.

Los datos en el uso de los audífonos mostró que existían grandes diferencias sexuales y raciales-étnicas. Aproximadamente, el 11,3% de las mujeres frente al 13,3% de los hombres utilizaban audífonos, mientras que aproximadamente el 13,6% de los blancos frente al 9,8% de los negros y el 6,5% de los hispanos utilizaban audífonos.

La conclusión a la que llegó el estudio, fue que el uso de los audífonos estaba asociado a un diagnóstico tardío de la dolencia de Alzheimer o demencia, depresión o ansiedad y caídas nocivas en adultos mayores con pérdida auditiva.

A pesar de que se demostró una asociación entre el uso de audífonos y el riesgo reducido de declive físico y mental, concluyeron que hacían falta más ensayos para determinar si, y hasta qué punto, la relación es causal.

Otros estudios también han demostrado que existe una relación entre la pérdida de audición, la capacidad cognitiva y la demencia.

Tratar la pérdida de audición con audífonos puede paliar el deterioro cognitivo. El uso de audífonos se asocia a una mejor capacidad cognitiva y a un aumento de autosuficiencia.

Especialistas del hospital de Johns Hopkins de Estados Unidos, coinciden que la decadencia física y mental de la gente mayor con pérdida de audición y prolongada no tratada con audífonos está relacionada con el aislamiento social.

Este aislamiento social podría tener un gran impacto y ser el desencadenante que produjera más dolencias y por tanto, más posibles hospitalizaciones.

Comparando adultos con pérdida auditiva que no utilizaban audífonos con personas con audición normal de su misma edad, se ha demostrado que los adultos con pérdida auditiva no tratada son más propensos a tener graves episodios de estrés, depresión o mal humor.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.