audiopacks audiologia audifonos audiofons renovacion renovacio

Señales de que es hora de renovar los audífonos

Un funcionamiento óptimo de sus audífonos repercute en una mejor calidad auditiva, y esta en una mayor calidad de vida de sus usuarios y familiares.

Los audiólogos recomiendan reemplazar sus audífonos cada tres o cinco años, a pesar de que este tiempo variará según el tipo de audífonos y el paciente.

Como la mayoría de dispositivos electrónicos, con el tiempo, la calidad de los audífonos empieza a disminuir. En parte se debe al desgaste por su propio uso y también por el adelanto tecnológico, que implica que el uso de la tecnología más antigua se reduzca gradualmente, quedando obsoleta, y proporcionando menos prestaciones tecnológicas que repercuten en una peor audición.

 

¿Cuándo hay que cambiar de audífonos?

Los audífonos son dispositivos que se utilicen muchas horas. Su ubicación los hace muy susceptibles a fluidos corporales como el sudor o la cera de las orejas.

El sudor o humedad obstruye aperturas y puertos de las carcasas, puede corroer los componentes y contactos de las pilas, así como cortocircuitar los auriculares y micrófono.

En cuanto al cerumen del oído, los audífonos intraauriculars, intracanals, RITE o RIC, bloquean en mayor o menor medida el canal auditivo, el que puede causar la acumulación de cera, obstruyendo los audífonos y dañándolos.

Modernizando sus audífonos se asegura de tener la mejor y más reciente tecnología y las prestaciones que aportan. Estas prestaciones pueden ser estéticas, puesto que la reducción de los componentes electrónicos de los audífonos permiten medidas más pequeñas, y por tanto menos visibles.

Pueden ser comunicativas, a la ofrecer la tecnología inalámbricas que permite conectar los audífonos a dispositivos Bluetooth como smartphones, tabletas y televisores, o bien, pueden ser prácticas, a la optar por audífonos recargables, que ya no utilizan pilas rechazables, sino que se cargan por la noche y tienen una autonomía de uso todo el día siguiente.

No solo las limitaciones relacionadas directamente con los audífonos nos darán señales para decidir actualizarlos. Cambios propios del usuario también nos indicaran que la renovación es necesaria.

Cambios en la capacidad auditiva, como disminución de los umbrales de audición por la edad, o mayor sensibilidad a ciertos sonidos, cambios en el estilo de vida del individuo, con nuevas demandas auditivas laborales, familiares o sociales, pueden llevar a la necesidad de nuevos audífonos.

Atrasar la actualización de nuevos audífonos puede tener consecuencias en su pérdida auditiva, en sus relaciones personales y en su salud mental a la incrementar la demencia o la depresión.

Pregunte a su audiólogo de confianza. Lo aconsejará sobre cuando es necesario el cambio y qué son los audífonos más adecuados a sus necesidades auditivas y vitales.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.