audiopacks gatos blancos sordos gats blancs sords

¿Todos los gatos blancos son sordos?

No, no todos los gatos blancos son sordos, pero es cierto que algunos sí lo son, y la explicación está en la genética.

Los gatos pueden ser blancos por tres circunstancias:

  • Son gatos albinos
  • Tienen el gen S
  • Tienen el gen blanco dominante W (gen White)

Los portadores del gen dominante W, y sobre todo aquellos con ojos azules o un ojo de cada color (ojos dispares), sí tienen más probabilidad de serlo.

 

Relación entre el color del pelaje y los ojos del gato y la sordera 

El gen W es el responsable de la falta de pigmentación (ausencia de melanina), producida por falta de melanocitos (células pigmentadas).

En el pelaje del gato, este gen dominante, camufla el verdadero color que tendría el pelo del gato. Por esta razón, no es extraño que los gatos afectados con el gen W tengan crías con pelajes de otros colores que no sea el blanco.

El pelaje blanco es el único que permite que los gatos tengan todos los colores posibles de ojos: azules, verdes, amarillos, rojos e incluso uno de cada color.

Los melanocitos en el ojo del gato forman parte de la capa llamada tapetum lucidum.  El gato tendrá un color de ojos u otro en función de las células de esta capa y de las células de la retina.

En los gatos, los ojos azules, suelen asociarse a sordera, pero éste color puede deberse a melanoblastos defectuosos en la capa tapetum lucidum o no.

Puede darse el caso que el gato tenga cada ojo de distinto color (ojos dispares), siendo el lado que presenta el ojo de color azul el que nos coincida con el oído sordo.

Como hemos visto, los melanocitos son las células que dan el color del pelaje, de la piel y de los ojos del gato, pero también están relacionados con la formación del sistema auditivo en el embrión.

Los melanocitos se encuentran en el Órgano de Corti (oído interno) y son los responsables de crear la señal bioeléctrica que llevará la información auditiva al cerebro. Sin melanocitos, el gato nacerá sordo.

Existe una prueba específica que realizan los veterinarios para saber si un gato blanco padece sordera o no. La prueba BAER son unos Potenciales Auditivos Evocados de Tronco Cerebral que consiste en la estimulación mediante frecuencias para evaluar la actividad cerebral en respuesta a dichos estímulos.

Este mismo tipo test se utiliza también en los humanos, principalmente en bebés y población infantil para poder evaluar su capacidad auditiva y conocer si presentan sordera congénita.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.