audiopacks vino tinto audicion audicio vi negre

¿El vino tinto es bueno para la audición?

Es posible que hayas escuchado que un vaso de vino tinto de vez en cuando es bueno para tu corazón, ya que está repleto de antioxidantes y taninos, que pueden protegerte contra las enfermedades cardiovasculares.

El vino tinto también contiene resveratrol, un compuesto vegetal antiinflamatorio que tiende a concentrarse en la piel y las semillas de las uvas rojas y ciertas bayas, así como en el chocolate amargo y la mantequilla de maní.

Se ha demostrado que el resveratrol tiene efectos positivos sobre la cognición, las grasas en sangre, el dolor en las articulaciones e incluso el cáncer. Los investigadores teorizan que también puede ayudar a preservar la audición.

 

¿Cómo se estudiaron los efectos del vino tinto?

En 2013, el Dr. Michael Seidman y su equipo en el Hospital Henry Ford en Detroit investigaron el impacto del resveratrol en la audición.

Los investigadores utilizaron ratas para probar su hipótesis. Algunas ratas fueron alimentadas con dietas ricas en resveratrol y otras no, como control. Todas las ratas estuvieron expuestas a niveles de ruido con el potencial de causar pérdida auditiva.

Descubrieron que las ratas tratadas con resveratrol tenían un 50% menos de pérdida auditiva que el grupo de control.

Los investigadores teorizan que las propiedades antiinflamatorias del resveratrol pueden ayudar a que las delicadas células ciliadas del oído interno se descompongan más lentamente.

Estas células ciliadas son responsables de convertir las ondas sonoras en energía eléctrica que el cerebro interpreta como sonido; una vez mueren, no se regeneran, por lo que su conservación es fundamental para una audición sana.

El Dr. Seidman y su equipo aún tienen que realizar una investigación similar en humanos, pero los resultados de esta prueba de laboratorio son prometedores.

 

¿Significa esto que el vino tinto ayuda a la audición?

Conviene  recordar que el consumo excesivo de alcohol está relacionado con enfermedades cardiovasculares, un factor de riesgo bien establecido para la pérdida de audición.

Además, un estudio encontró que beber puede afectar la audición en el rango de 1000 Hz, que es esencial para la discriminación del habla.

Si bien este efecto suele ser temporal, los investigadores advierten que los episodios repetidos pueden causar daños duraderos y que beber en exceso puede acelerar el proceso normal de pérdida auditiva relacionada con la edad.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.