audiopacks sordera cazador caçador

La sordera del cazador

La práctica del cazador ha ido evolucionando en las últimas décadas. Antiguamente, un cazador se ataviaba con ropas viejas para salir de caza, abrochaba la canana a su cintura, cogía el morral, escopeta y  salía al monte en busca de perdices y conejos.

Hoy en día esto ha cambiado mucho y existe todo un mercado específico para la caza, desde las armas, hasta la ropa pasando por todo tipo de complementos.

Pero no solo en este ámbito se ha producido una evolución. La modernidad ha traído consigo una mayor concienciación de la salud del cazador. En materia de seguridad ya no es extraño ver a los cazadores haciendo usos de gafas protectoras, ya que el rebote de un perdigón puede ocasionarles la pérdida de un ojo.

Del mismo modo actualmente se está concienciado a los cazadores de los importante que es proteger sus oídos. La detonación de los disparos puede ocasionar graves daños en el oído interno con la consiguiente pérdida auditiva.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) fija en 65 dB el límite a partir del cual corre peligro el oído humano. La detonación de un rifle puede llegar hasta los 170 decibelios. Se puede afirmar que la mayoría de los cazadores sufrirá sordera como consecuencia de no utilizar protectores auditivos mientras practican la caza o el tiro.

Según un estudio realizado por una empresa de protección auditiva, más del 67% de los cazadores no hacen uso de protección auditiva alguna. Las excusas para no protegerse son varias. Taparse los oídos incomoda y creen que les aísla del medio, sin dejarles oír. El sudor que les provoca es otra de las razones que alega quien no quiere usar protección o incluso la simple incomodidad de llevar un objeto más encima.

Un cazador que no se protege tiene 4 veces más probabilidades de sufrir problemas de audición que el resto de la población según este estudio. Además, la pérdida es progresiva y proporcional a los años que el oído se lleva exponiendo a estos ruidos.

La American Speech-Language Hearing Association (ASHA) afirma que basta con una sola detonación de este tipo para producir una sordera crónica.

Lo que ocurre con estos ruidos tan elevados que se producen al disparar las armas es que dañan al oído interno provocando lesiones visibles. La energía tan tremenda causada por una detonación de este tipo llega al oído medio y se transmite al oído interno produciendo un daño fisiológico en las células perceptoras del sonido en el oído interno.

La pérdida auditiva es además irreversible, no existe ningún tratamiento que permita que la perdida que ha habido en relación al a exposición del ruido vuelva a la normalidad. Además, no solo la sordera es la consecuencia de estos impactos sonoros.

En muchas ocasiones se producen también los llamados acufenos, unos molestos pitidos que son predecesores de la sordera. Suelen indicar un problema en el oído y muchas personas lo sufren.

Por todo esto no es raro conocer a cazadores con pérdida auditiva y es que no han tenido tradición de usar protección para los oídos. En los campos de tiro en cambio, asombraría ver a algún tirador practicando su afición sin hacer uso de auriculares protectores. Por lo tanto, estamos ante un problema de arraigo y no de falta de información.

Actualmente en el mercado existen protectores auditivos que proporcionan la protección necesaria para proteger al cazador. Existen protectores auditivos pasivos y activos (electrónicos). Los pasivos son los que atenúan de forma directa el sonido, mientras que los activos, además de proteger del ruido, permiten escuchar el medio ambiente y oír los sonidos de entorno.

Actualmente es posible disfrutar de la caza o el tiro deportivo, sin que nuestros sistemas auditivos sufran las consecuencias de la afición. Solo hay que mirar en nuestro entorno más cercano y ver que los mayores que en su momento se iniciaron en estos mundos sin protección auditiva, hoy sufren grandes problemas de audición. Y es que las lesiones en los oídos a causa de los disparos son irreparables e irreversibles.

¿Lo quieres compartir?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.